sábado, 9 de noviembre de 2013

No todo va a ser bonsai. Botánica en Cartagena


  







Las primeras referencias botánicas sobre Cartagena las encontramos en el libro decimonoveno de la Historia Natural de Plinio. El autor, militar y funcionario romano, vivió durante el siglo I y tuvo ocasión de conocer de cerca la vegetación existente en la provincia Cartaginense.
  Los estudios botánicos de la región escasean en los siglos siguientes, aunque corresponde a un cartagenero (San Isidoro, obispo de Sevilla) el honor de haber sido el primero en utilizar el término botánica para designar a la ciencia de las plantas.
   En 1576 se publicó el Rariorum aliquot stirpium... de Clusius en el que aparecen ilustradas por primera vez numerosas plantas del Sureste. Los grabados son de bastante calidad y en la mayoría de los casos reproducen las plantas con asombrosa fidelidad.
  A partir del siglo XVII muchos fueron los botánicos que a través de sus viajes por el sureste peninsular contribuyeron en mayor o menor medida a la descripción de la flora cartagenera. Entre ellos destacan Tournefort (1656-1708), Laurent (1748-1836), José Quer durante el siglo XVIII, Barnades (1800) y Cavanilles (1745-1804).
  El siglo XIX vio la llegada de un aluvión de botánicos extranjeros al Sureste, como el sacerdote francés Pourret, Boissier, Bourgeau o Rosmaessler entre otros.
  A mitad de siglo también destacaron algunos botánicos locales como el médico lorquino Cánovas, Angel Guirao, Ricardo Codorniú, Francisco Antonio Ibáñez y Francisco Jiménez Munuera, el cual publicó un catálogo titulado Las Plantas de Cartagena en las memorias de la Sociedad Española de Historia Natural correspondientes al año 1903.
  Durante el siglo XX numerosos botánicos extranjeros y nacionales han continuado con el estudio botánico de la zona, como Gandoger (1850-1926), Cuatrecasas (1903), Pio Font i Quer (1888-1964), Sennen, Rivas Goday,... y un largo etcétera que llega hasta nuestros días.
  Finalmente, la creación del Departamento de Botánica de la Facultad de Biología en la Universidad de Murcia ha abierto nuevas perspectivas para el avance en la investigación botánica de toda la Región de Murcia.
Cabe destacar también que Cartagena conoció la existencia durante los años 1788 y 1816 del Real Jardín Botánico de Cartagena, bajo el reinado de Carlos III. Situado junto al Paseo de Santa Lucía ocupaba una superficie próxima a los 8000 metros cuadrados. Esta institución –que tanto prometía para el desarrollo de la botánica en el Sureste- tropezó con la permanente escasez de agua que sufría la ciudad de Cartagena. Tras la muerte de su fundador y primer director, Gregorio Bacas, el jardín sucumbió víctima del abandono bajo el reinado de Carlos IV.
La sierra que conforma el litoral del municipio de Cartagena presenta una vegetación característica que la individualizan del conjunto peninsular. Está constituido por diversas comunidades que se distribuyen y desarrollan dependiendo de numerosos factores ambientales, entre los que destacan las condiciones climáticas, relieve, topografía, naturaleza del sustrato  y la influencia del hombre.
Existe una gran concentración de especies endémicas y de procedencia iberoafricana.

Me apetece hacer un pequeño muestreo con algunas de las plantas más llamativas que podemos encontrar por el medio natural de Cartagena creciendo espontáneamente de manera silvestre. Las destaco por su belleza, rareza sin ningún criterio preestablecido. Me dejo muchas,...pero serán para otra ocasión. Muchas de ellas por cierto, muy interesantes como plantas de acento para nuestros bonsais.

Aizoon hispanicum
Planta anual muy común en el campo de Cartagena. No es ninguna rareza, pero siempre me ha llamado la atención su particular belleza.

Anacamptis pyramidalis

Es una atractiva orquidea que aparece por el mes de mayo en las laderas de las sierras costeras. Es bastante efímera.

Anchusa aegyptiaca

Cartagena es el único habitat natural descrito en toda la península ibérica para esta boraginácea. Éste endemismo cartagenero está en peligro de extinción. Tuve la suerte de ser el primero en detectarla en Cartagena  en 2004 por las cercanías de Tallante.
http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=a,0,c,365,m,1309&r=ReP-29210-DETALLE_REPORTAJES

Arisarum vulgare
Arácea bastante común en zonas de humbría en las sierras litorales. Es una planta de zonas templadas, por ello es curiosa la imagen inferior cuando en el año 2006 cuajó una rara nevada en el monte Roldán.

Aristolochia baetica
Iberoafricanismo relativamente raro por nuestras tierras, aunque es facil verla por las umbrías del monte de la Atalaya de octubre a mayo. Su flor, aunque pequeña no deja indeferente.

Astragalus nitidiflorus
Este astragalus y yo somos buenos amigos. Os invito a leer este post: http://cartagenabonsai.blogspot.com.es/2013/10/el-garbancillo-de-tallante-historia-de.html

Bellardia trixago
Planta muy bella, aludiendo a su nombre y curiosamente es parásita. Se alimenta de las raices de otras hierbas cercanas a ella. Lo normal es verla en ésta tonalidad blanca-rosada, aunque tambien existen individuos con petalos amarillos.

Caralluma europaea
Conocida popularmente como "chumberillo de lobo". Es una de las raras y protegidas de la comarca de Cartagena, aunque tambien se extiende hasta Almería y norte de africa. Tiene aspecto de cactus, aunque poco tiene que ver con ellos.

Carrigthera annua
Conocida como la cuchareta. Planta herbacea muy comun. La foto es con bastante aumento. A mi hijo le hace bastante gracia ésta planta, asi que tenía que aparecer aqui.

Cichorium intybus
La achicoria. Planta muy común y simple, pero la belleza de sus flores me fascina. Es una planta con multiples usos desde los gastronómicos hasta los terapéuticos.

Coris monspeliensis
Relativamente común en tomillares y romerales. Es una planta rastrera poco llamativa por su tamaño, pero con una floración muy atractiva.

Delphinum gracile
"Espuela de caballero". Es una ranunculácea bonita donde las haya. La podemos encontrar en los primeros meses del verano en laderas soleadas.

Digitalis obscura
La dedalera. Una planta extremadamente tóxica aunque bella. No es facil encontrarla por la comarca de Cartagena. La foto es en Peñas Blancas.

Ecballium elaterium
Aunque es extremadamente común en las cercanías de campos de cultivo, es de las que le gustan a mi hijo, asi que tenía que aparecer el "pepinillo del diablo". Es espectacular ver como lanza sus semillas cuando rozas levemente sus frutos. Es su efectivo método de dispersión.

Gagea iberica
Una preciosidad de planta. Muy elegante y a la vez efímera. Es bastante rara de localizar.

Gynandriris sysirinchium
Este lirio si que es común por Cartagena. Es precioso verlo en floración.

Lotus creticus
Otro de mis favoritos. Lo podemos localizar en zonas costeras como en Calblanquei.

Muscari neglectum
Los nazarenos no podían faltar entre la flora Cartagenera a destacar. Es de las interesantes como planta de acento por su facil cultivo a partir de bulbos.

Nigella gallica
Viendo la imagen sobran las palabras. ESPECTACULAR


Arriba aparecía la Anacamptis pyramidalis, vamos ahora con unas cuantas orquideas silvestres más:

Ophrys fusca

Ophrys lutea
Ophrys speculum
Ophrys tenthredinifera
Orchis collina
Orchis papilonacea

Pancratium maritimum
Dejamos las orquideas y destacamos a la "azucena de mar". Muy común por la zona de Calblanquei. Facilmente reproducible a partir de su semillas.

Ranunculus bullatus
Conocida como el "botón de oro". Sin duda una de mis preferidas por su elegancia. Es muy rara de encontrar por Cartagena.



Y para terminar,...y para no ponerme muy pesado, hay que destacar a una de las joyas de la botánica cartagenera. La "sabina de Cartagena" o Tetraclinis articulata
Y como ejemplo, un bonsai de tetraclinis del maestro Erasmo García;

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada